"Si Dios puede trabajar a través de mí, el puede trabajar a través de cualquiera." San Francisco de Asis

Te pido....

 
Paciencia cuando lloro, por que tocavía no se expresarme muy bien, no puedo decirte que me duele, si estoy sucio o temgo hambre, solo vos con el tiempo emepzaras a comprenderme.
 
Cuando ensucio mi cara con comida, por favor no te enojes, no lo hago para enojarte, si no para demostrarte que comence a crecer.
 
Cuando empiece a caminar, por favor trata de llevarme despacio, recuerda que mis piernas aún son chiquitas y tu ritmo paa me lleva arrastrando.
 
Cuidate por favor cuando comes, cuando caminas, cuando hablas, cuando vives cada día, recuerda que sos el espejo donde me estoy mirando.
 
Cuando llegues cansado o cansada por favor solo agachate quiero mirarte y poder abrazarte, descansar en tu pecho, por que yo solo se que te he extrañado.
 
No te enojes cuando ando por ahí haciendo travesuras, explorando el mundo a cada rato, por que si me llegara a quedar quieto por que si por algo me tuviera que quedar quieto todo tu dolor y preocupacioón no servirian de nada.
 
Recuerda que te amo, te amaré siempre, más alla de como seas, y si no sos lo que yo esperaba, cada actitud tuya que me dañe, me dolerá más, por que aún asi te seguire necesitando.
 
No te olvides nunca que no soy un proyecto o una materialización no deseada, soy yo tu hijo, que más alla de todas las cosas que pienses que la vida te ha enseñado, nunca se te olvide que yo solo quiero ser como Tú cuando sea grande
 
 
 
Tener un hijo no es experiencia, es traer a un nuevo ser humano, es poder decir que se dio el gran salto a la inmortalidad, por que no solo le trasmites tus genes y un apellido, es saber que lo vos enseñes seguira en boca de ellos, es sentir que la esperanza siempre estará,  es mucho más que un titulo de papá y mamá, es asegurar y sentir que la humanidad seguira presente en el planeta, y recuerda nunca se sabe con que destino tu hijo llega, por eso has lo mejr que puedas tu tarea, por que más alla del Amor, esta todo el mundo esperanzado en cada niño que llega. 
 
 
 
Danisa Kelar
 
 
 

© 2014 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode