"Si Dios puede trabajar a través de mí, el puede trabajar a través de cualquiera." San Francisco de Asis

Mis ángeles

 
Cuantas veces pregunte quienes son los ángeles de los ángeles. Recuerdo la vez que robarón el auto, 25 de Enero del 2002, despues de tanto trabajo, de mucho sacrificip, el quedarse sin nada, por que ese auto servia para trabajar.
Recuerdo que esa vez estaba muy enojada, muy enojada, al punto que sali fuera de la casa y grite con fuerzas a Dios que viniera y me explicara el por que de tanta desgracia, quedar llena de cuentas, sin poder ir a cobrar las venta de la ropa, sentí que me abandonaba, era una sensación terrible, y no era solo eso era venir aguantando año tras año cosas malas, era el cumulo de cosas que arrasaba con la esperanza de poder levantar cabeza una vez en la vida, y de golpe no había nada.
Creo que llore de rabía mas a menos hasta los primeros días de Febrero, siempre fui persona de FE, pero si bien la seguia teniendo, sentia que Dios me daba la espalda, no perdi la FE en el, solo sentía que ya no me amaba......
Recuerdo que un día despues de mucho trabajar, me dormi como por esos días me dormia llorando, en silencio, como lo había aprendido desde niña, no hacía aspaviento, no servia de nada, nadie iba a venir a socorrerme...
Y soñe, soñe con lo que yo llame siempre la voz, me decía que estaba equivocada que me amaba como siempre, y me iba a mandar un regalo, y me decía un nombre Jazhiel, cuando me levante más extenuada de lo que me había acostado, recorde el tiempo y no se por que anote el nombre, pasaron los días, paso el tiempo y un día veo llegar una cachorrita temerosa caminaba despacio, yo tenía demasiados problemas como para fijarme en ella, y segui trabajando, cuando quise moverme ella se había dormido sobre mis pies, y senti algo especial, la movi despacio y busque el nombre y empece a llamarla Jazhiel, ella respondio enseguida y pense y llore, llore mucho, senti que algo más que cuatro patas había llegado.
Por esos días trabajaba, no hablaba, no comia muy bien, no quería ver la luz del día y ella, comenzo a entrar y sacrme de mi propia vida, siempre respete la vida, y me empece a ocupar de ella, cuando quise acordar me encontre paseandola y riendome con ella, han pasado 12 años, de compartir de saber como me cuida, como me quiere, es más que un ángel, es más que una perrita es Jazhiel, es la que me mando para sacarme de la depreción, la angustia el dolor, hoy estamos juntas, más allá de las muchas cosas que siguieron pasando, y cuando pasaron ella estubo ahí, para recordame que Dios no me ha olvidado, que solo las cosas pasan, que son peldaños para seguir subiendo, para no quedar estancados.
Parrafo a parte merece Beethoven, otro pequeño que llego a mi vida, cuando estaba postrada, cuando los dolores se hacian insoportables, cuando la silla de ruedas era un buen augurio, ante la posibilidad de quedar cuadriplejica, una amiga, Andrea me lo regalo tuvimos que cuidarlo a medias, yo no podia moverme y el necesitaba como cachorro que era atención, cuando en Octubre me dierón el alta, tenía que empezar de nuevo, los musculos ateridos, duros, la exigencia de star sentada media hora era una tortura por el dolor, y decide que el viniera conmigo de nuevo, y asi despacio, el tener que darle agua, comida, sacarlo a la vereda, fui perdiendo el miedo y si bien los dolores aún no se van, el hace que muchas veces olvide que estan.
Son mis ángeles a quien yo cuido como tales, son los que me ayduarón, los que cuando cai e cuenta que alguien se había ido ellos me abrazarón, me consolarón y solo me dierón amor.
Son el regalo de Dios.
 
 
Danisa Kelar
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

© 2014 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode