"Si Dios puede trabajar a través de mí, el puede trabajar a través de cualquiera." San Francisco de Asis

Mis brazos..... Dedicado a Claudeé Girolimini compañeras de camino ene sta vida..

 
Caminando por la arena ardiente, tan rápido como podía, sin darme cuenta del cansancio terrible, que mi cuerpo sufría, de tanto caminar, me había olvidado de ver lo que me rodeaba, y había olvidado lo que la naturaleza me brindaba, de llevar la cabeza gacha, no veia más que mis pies avanzar y ya no miraba a mi alrededor, en un momento me detuve, y levante la cabeza, no para ver si no para cambiar la postura y de golpe descubri que ahí estaba hermano árbol con la sombra tan enhelada, que para muchos serás un árbol y despues comprenderóa lo significas para mi.
Ahí silente estabas, apenas meciendo tus ramas, esas hojas frescas que jugaban a querer acariciarme, y de golpe sentí que era niña de nuevo y me acorde de mis tantos árboles amigo, caí de rodillas llorando, amigo como podía olvidarte vos que tanto esmero me diste el aire que respiraba, vos que tus ramas elevadas al cielo, me enseñastes que Dios esta primero, que sin mesquindad diste abrigo al nido que genera vida, la madera de la mesa, la cama y el ataúd de la última partida.
Vos que ahora sos grande pero alguna vez fuistes pequeño, indefenso, que tuvistes miedo, y alegría, que te superaste y superastes a muchos en los vaticinios de tu pronta partida, vos que en la cultura Druida fuistes humildad y sabiduria, amigo, amigo mío del alma, te pido disculpas por mi olvido, te pido permiso para abrazarte por que si te enojas tienes razón en hacerlo, a un amigo fiel no se lo olvida, te pido permiso para abrazarte y volver a ser aquella que era cuando era niña, que me cobijaba a tus pies, sintiendome segura, acunada, contenida, que rezabamos juntos y luego reiamos a carcajadas, cuando el viento se unia  a nosotros solo para hacer travesuras, árbo, mi querido árbol, hoy nos volvemos a ver y me has hecho retroceder tantos años de mi vida, hoy al abrazarte siento tu corazón puro latir y el mío  acomodarse al tuyo, hoy hermano querido volvemos a ser uno.
 
 
Danisa Kelar
 
 
 

© 2014 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode