"Si Dios puede trabajar a través de mí, el puede trabajar a través de cualquiera." San Francisco de Asis

No esperes...

 
No esperes las gracias del parte del hermano que ayudastes, por que seguramente el ya lo ha olvidado.
Sera la vida quien te responda, en el momento que ella desida, o vos más lo necesites y de acuerdo a lo que has dado,
sera lo que ella te entregara, es ella y solamente ella la que devuelve o  determina que te corresponde, solamente ella es la que cuantifica o modifica lo que te ha de entregar.
Por eso cuando des, no mires a quien, tomalo como algo normal, sin esperar ni siquiera las gracias, solo actua a tu criterio, sientete bien por el solo hecho de poder hacerlo, no sientas que has dado todo, siempre queda un resto, siempre hay alguien a quien puedas ayudar, no solo lo material , tambien se genroso con tus palabras, con tus tiempos, con las verdades, con el escuchar, por que la vida de la misma forma lo será contigo.
Dar con generosidad no te debe doler, te debe alegrar, la felicidad la generas tu mismo, como la alegría de compartir, lo poco o mucho que se te ha dado, por que mientras este bien gastado, los intereses de la vida mayores serán, el secreto esta en no criticar al que ha olvidado, por que el también tiene una cuenta y sus intereses seran pagado en la medida que el recuerda.
Vive, se generoso, cambia tus expectitavas, la vida nunca OLVIDA, ella equilibra, ella recuerda, ella da, es generosa, te ha dado a cuentas la felicidad de ser quien das, sin esperar que alguien recuerde, para eso ella tiene memoria por todos aquellos que la pierden.
 
 
Danisa Kelar
 
 

© 2014 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode